martes, 7 de diciembre de 2010

TRABAJO DOCENTE

El trabajo docente es el conjunto de actividades propias de un profesor de educación primaria, que los normalistas llevan a cabo en periodos prolongados de un ciclo escolar con un grupo de alumnos, bajo la tutoría de un maestro experimentado. En todo memento el tutor mantendrá la responsabilidad del mismo.
Durante séptimo y octavo semestres, los futuros profesores enfrentarán el reto de organizar y desarrollar el conjunto de actividades escolares durante periodos que abarcan varias semanas y abordar contenidos de todas las asignaturas, dispondrán de mayores posibilidades para conocer a los alumnos y para observar y participar en las demás actividades escolares –ceremonias cívicas, atención a padres de familia, diálogo con algún niño, etcétera– que comúnmente realizan los profesores de educación primaria.
 Propósitos
En la escuela primaria se espera que los estudiantes normalistas:
a) Fortalezcan el desarrollo de su competencia didáctica al diseñar y aplicar secuencias de actividades de enseñanza y procedimientos de evaluación congruentes con los propósitos de la educación primaria y con las características del grupo escolar.
b) Mejoren su habilidad para conocer a los niños del grupo y para comunicarse con ellos en forma clara y sencilla.
c) Profundicen los conocimientos adquiridos sobre las formas en que repercuten la organización y el funcionamiento de la escuela primaria en el trabajo docente y en los aprendizajes de los niños; asimismo, que desarrollen actitudes favorables para el trabajo colectivo en la escuela primaria.
d) Fortalezcan su compromiso profesional al poner en juego la formación adquirida para responder a las exigencias reales del trabajo docente y reconozcan esta experiencia como parte de su proceso formativo; además de reafirmar su identidad profesional y valorar las condiciones reales del entorno escolar.

 Modalidades de trabajo docente
     Modalidad 1. Trabajo docente con un grupo escolar en el horario regular, bajo tutoría del maestro titular.
     Modalidad 2. Trabajo docente en actividades educativas de reforzamiento de aprendizajes fundamentales, en contraturno, bajo la tutoría de un profesor designado por la zona escolar o la autoridad educativa estatal.
En ambas modalidades los estudiantes normalistas contarán con la orientación y la supervisión de profesores de educación primaria, quienes fungirán como tutores. La selección de tutores es responsabilidad compartida entre las autoridades de la escuela normal y las autoridades de educación primaria en cada entidad, supervisores de zona y directores de las escuelas primarias. Serán seleccionados como tutores los profesores que reúnan las siguientes características:
a) Manifestar su disposición a desempeñar la función de tutor del estudiante normalista durante el ciclo escolar, previo conocimiento de los compromisos y responsabilidades que adquiere.
b) Contar con prestigio profesional reconocido por sus autoridades y colegas; en particular, se deberá tomar en cuenta el cumplimiento en su trabajo cotidiano, su iniciativa y creatividad pedagógica en el diseño y realización de acciones para el mejoramiento del trabajo docente y de los resultados educativos.
c) Contar con un mínimo de tres años de servicio frente a grupo.
Características generales de cada modalidad de trabajo docente:
Modalidad 1. Trabajo docente con un grupo escolar en el horario regular, bajo tutoría del maestro titular
Realizar las actividades de enseñanza de los contenidos de todas las asignaturas que establecen los programas de estudio del grado que cursan los niños, durante periodos prolongados a lo largo del ciclo escolar. Estas actividades formarán parte de los procesos de enseñanza y de aprendizaje que, de manera regular, tienen lugar con los alumnos de educación primaria y se realizarán en el horario en que los niños asisten a clases.
Elegirán escuelas primarias públicas de organización completa con un maestro por grado de tal modo que los futuros maestros sean asignados a un grupo de cualquier grado de la educación primaria. En cada escuela, el número máximo de estudiantes normalistas corresponderá a una tercera parte del total de grupos de alumnos.
El maestro titular del grupo de la escuela primaria desempeñará la función de tutor del estudiante normalista: le orientará en la preparación y la realización del trabajo en cada periodo y hará las recomendaciones y sugerencias que considere convenientes para contribuir al mejoramiento de su desempeño docente y al logro de los propósitos educativos del grado escolar que ambos atienden.
El logro de los propósitos señalados exige que los estudiantes se involucren en la dinámica del trabajo de la escuela primaria desde antes del inicio de clases para conocer el plantel, al profesor que será su tutor, al personal docente y directivo, así como diversas actividades de organización que se realizan en cada escuela previamente al inicio de clases.
Tipos de actividades pedagógicas de la modalidad 1
Tipos de actividades que abarca el trabajo docente en esta modalidad:
a) La enseñanza de contenidos de todas las asignaturas que señala el plan de estudios de educación primaria para el grado escolar que se atiende, de acuerdo con los enfoques correspondientes.
b) La observación del trabajo en el aula y las actividades de ayudantía al maestro tutor realizarán las actividades de ayudantía acordadas con el maestro tutor.
c) El diseño de un plan general de trabajo para cada periodo de trabajo docente y de los planes de clase.
d) El diseño, la selección y el uso de materiales didácticos que se consideren convenientes para propiciar el aprendizaje de los contenidos y la participación de los niños
e) La participación en actividades de fomento a la lectura
f) La relación con los niños en actividades colectivas fuera del aula.
g) La participación en las actividades académicas colectivas que se realizan en la escuela primaria.
h) La colaboración en actividades con los padres de familia.
i) La participación en visitas o recorridos que el maestro tutor programe a museos, bibliotecas u otros lugares de interés con propósitos educativos.
j) La recopilación de información.
 El desarrollo de las actividades durante el ciclo escolar
Los estudiantes normalistas observarán en la escuela primaria las actividades destinadas a la organización del trabajo en el plantel, previas al inicio de clases, es indispensable que permanezcan en él durante las dos semanas iniciales: en la primera, asistirán con el maestro tutor a los talleres generales de actualización, para observar y conocer el trabajo académico que los maestros llevan a cabo; además, colaborarán, si se requiere, en actividades organizativas; en la segunda semana, conocerán al grupo, observarán el trabajo del maestro titular y participarán en las actividades de ayudantía.
En este primer periodo de actividades preparatorias del trabajo docente, los estudiantes conversarán con el maestro tutor para obtener información acerca de las acciones generales que tiene previsto desarrollar durante el año escolar y tomarán los acuerdos iniciales sobre aquellas tareas en que conviene el apoyo del estudiante al tutor y viceversa.
Con esta información, los futuros profesores comenzarán el diseño de su plan general de trabajo para el periodo, de acuerdo con los criterios establecidos anteriormente, iniciarán la preparación de los planes de clase que irán desarrollando durante el primer periodo de trabajo docente.
Después de cada periodo de trabajo docente, los estudiantes regresarán a la escuela normal para llevar a cabo las actividades del Seminario de Análisis del Trabajo Docente y preparar el plan general de trabajo y los planes de clase para la siguiente estancia en la escuela primaria. El análisis de la práctica se basará en la información recopilada por los estudiantes (producciones de los niños, relatos o diario de trabajo), en la planificación realizada, en las observaciones del tutor y en los registros que, mediante observación directa, obtenga el asesor. La información recopilada es útil también para la elaboración del documento recepcional.
 El desarrollo de las actividades durante el ciclo escolar
Como actividad inicial, los estudiantes asistirán a los talleres generales de actualización en el grupo que hayan acordado previamente con el supervisor de zona y según el grado o ciclo que atenderán mediante el trabajo docente.
En esta modalidad es fundamental la colaboración entre los estudiantes asignados a un mismo plantel; al respecto, es conveniente organizar una reunión al término de cada semana para comentar acerca del trabajo realizado, las dificultades enfrentadas y para buscar solución de los problemas detectados.
Enseguida se describen las actividades que los estudiantes llevarán a cabo, además del desarrollo de los talleres enunciados anteriormente.
a) El diseño de un plan general de trabajo para cada periodo de trabajo docente.
b) La observación del trabajo de los niños.
c) La asistencia periódica a la escuela primaria en el turno en que estudian los niños del grupo que se atiende.
d) La participación en las actividades académicas colectivas que se realizan en la escuela primaria.
e) La colaboración en actividades con los padres de familia.
f) El aprovechamiento de los recursos que ofrece el entorno y el uso de los materiales educativos editados por la Secretaría de Educación Pública para los niños y los maestros.
g) El diseño, la selección y el uso de materiales didácticos que se consideren indispensables para propiciar la participación de los niños y el aprendizaje de los contenidos. Como apoyo al trabajo docente, los estudiantes normalistas seleccionarán y, en caso necesario, diseñarán los materiales didácticos que favorezcan el logro de los propósitos que se persiguen en esta modalidad, dando mayor importancia a su funcionalidad y utilidad que a su presentación.
Este conjunto de actividades forma parte de la carga horaria de trabajo docente; por lo tanto, el tiempo global que se destine a ellas deberá ser equivalente al que establece el Plan de Estudios.

Evaluación del desempeño docente
La evaluación del desempeño de los estudiantes en el trabajo docente en ambas modalidades se realizará de manera sistemática a partir del cumplimiento de las tareas que en cada etapa se asignen.
Para llevar a cabo la evaluación, el maestro tutor y el asesor tomarán en cuenta los rasgos deseables del perfil de egreso, las orientaciones generales establecidas en el Plan de Estudios 1997 y los propósitos que se pretende lograr en la última etapa de la formación inicial.
La evaluación del desempeño docente de los estudiantes se basará en los criterios que se mencionan a continuación, así como en las actividades del Seminario de Análisis del Trabajo Docente, tomando en cuenta que la realización de estas actividades favorece también el desarrollo de las competencias profesionales de los futuros profesores.
a) El cumplimiento del tiempo destinado al trabajo docente a través de la asistencia sistemática a la escuela primaria para desarrollar las actividades propias de cada modalidad.
b) La capacidad que muestre el estudiante, durante su desempeño con el grupo, para comunicarse con los niños, promover su participación y atender las necesidades individuales que manifiesten durante la clase.
c) La capacidad del estudiante para evaluar integralmente al grupo en su conjunto o a los alumnos en lo individual; y para identificar problemas no sólo de aprovechamiento escolar, sino además los relacionados con el ámbito afectivo, así como los factores que los originan y explican.
d) La capacidad para realizar acciones educativas ante situaciones imprevistas, ya sea en la clase o en otros momentos de la vida escolar.
e) La habilidad para diseñar y aplicar estrategias didácticas y procedimientos de evaluación congruentes con los enfoques de enseñanza y con los propósitos básicos de la educación primaria, así como el uso eficaz de los materiales y recursos educativos.
f) La disposición a involucrarse con el conjunto del personal docente en las actividades académicas que se acuerden con el director de la escuela o el supervisor de zona (según la modalidad de trabajo docente), así como en las que se requieren para informar a los padres de familia sobre el desempeño de sus hijos.
Con la finalidad de recabar la información necesaria para evaluar el desempeño de los estudiantes en el conjunto de las tareas que les corresponde realizar en el trabajo docente, el asesor tomará en cuenta las siguientes fuentes:
·           La observación directa y el registro que el asesor mismo realice del trabajo del estudiante en el aula y, en la medida de lo posible, en otras actividades escolares.
·           La información que proporcione el maestro tutor sobre el desempeño del estudiante en las actividades escolares.
·           Los planes generales de trabajo y de clase que utilicen los estudiantes para el desarrollo de las actividades, con base en los criterios señalados en este documento y en los que establecen los programas de estudio de la Licenciatura, en particular los del Área Actividades de Acercamiento a la Práctica Escolar y el de Planeación de la Enseñanza y Evaluación del Aprendizaje.
Con base en los rasgos del perfil de egreso que establece el Plan de Estudios, en el Acuerdo 261 y en los criterios descritos en este documento, los asesores definirán, en reuniones de colegio en la escuela normal, los instrumentos que utilizarán para evaluar el desempeño y los aprendizajes adquiridos por los estudiantes; asimismo, tomarán los acuerdos necesarios con los maestros tutores para favorecer su participación en el proceso de evaluación.
 Los elementos señalados permitirán que el asesor tenga una visión de conjunto sobre los logros de los estudiantes, a fin de propiciar en ellos la reflexión y hacerles las recomendaciones necesarias que les permitan superar las dificultades que enfrenten durante las actividades académicas de 7º y 8º semestres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada